Cómo elegir las botas de montaña perfectas para alpinismo

02/02/2022 - 1 min

Cómo elegir las botas de montaña perfectas para alpinismo

El alpinismo seguramente es una de las modalidades más antiguas de los deportes de montaña, pero, ¿qué es el alpinismo?, sino más que intentar ascender una cima por alguna de sus rutas, tanto si es una repetición o una apertura.

Así que como todo deporte que ya tiene un bagaje y con la infinidad de terrenos posibles que crea la montaña, ha dado pie a que en la actualidad han aparecido diversas modalidades como la escalada en hielo, el dry tooling, el ascensionismo expedicionario o el alpinismo extremo. Y el solapamiento de estas, sus técnicas y el material da pie a un sinfín de más maneras de buscar aventuras de roca, nieve y hielo.

Entre todo, existe un artículo que pese a ser parecido y funcional para todas las actividades, debemos saber elegir correctamente para poder disfrutar de nuestras actividades con seguridad, confort y aprovechar su rendimiento. La bota de alpinismo es el material que mantiene los pies calientes y nos conecta con el suelo o la pared, ya sea a través de la suela como de los crampones. Es el material personal y que debe envolvernos el pie para poder rendir al máximo en nuestras actividades.

Seguro que piensas, que fácil es escribir y que difícil es elegir la bota perfecta para tus actividades invernales cuando no se pueden tener 5 pares distintos en casa. Pero no te preocupes, que a continuación en Mount Legend te ayudamos con unos cuantos consejos para que elegir tu bota no sea más duro que abrir traza.

ArtBotasAlpinismo4

Botas de montaña flexibles, semirrígidas y rígidas

Antes de empezar a buscar el tipo de actividad es importante pararse y descubrir estos tres conceptos que seguro que habrás oído en la tienda, a los amigos o has leído en diferentes webs y blogs. En función del tipo de botas de montaña tendrás unas prestaciones muy diferentes a la hora de escalar y caminar, lo cual condiciona el crampón que deberemos usar. Pasemos a explicar cada tipo de botas para alpinismo que podemos encontrar, sus ventajas y características:

Botas flexibles

Este tipo de bota es el más común, la mayoría de las que vemos cuando estamos en la montaña. Están diseñadas para poder caminar por terreno no nevado, por lo que requieren de una alta flexibilidad en la zona delantera para que cada pisada sea cómoda. Esto hace que si en algún momento debemos caminar sobre nieve tengamos menos estabilidad y agarre.

A estas botas les podrás incorporar, en muchos casos, unos crampones de correas. Pero solo es un recurso ocasional para salidas de senderismo o raquetas donde el terreno nevado no sea muy técnico. Si intentamos afrontar pasos donde hay flanqueos y progresión sobre las puntas frontales tendremos el peligro de que el crampón se mueva o incluso se salga. Un ejemplo de ello son las botas de montaña de Skychaser 2 Mid de Adidas Terrex

Botas flexibles

Botas semirrigidas

Estas botas son muy similares a las que llevaban nuestros padres, con suela un poco más rígida, pero que ofrecen una cierta flexibilidad para poder caminar mejor cuando no hay nieve, aunque nos permite caminar por estos terrenos con seguridad. Las podrás identificar porque llevan un rocker (curvatura de la suela) delantero marcado, que ayuda a acelerar la pisada cuando no hay nieve, y por una suela que suele tener un taqueado intermedio e incluso con la punta con la denominada Climbing Zone, zona de contacto diseñada para escalar sin crampones. Además muchas de las botas semirrígidas llevan una talonera específica para acoplar los crampones de tipo semiautomático.

Un ejemplo de estas botas son las Tre Cime Evo GTX de Montura

Botas semirrigidas

Botas rígidas

La rigidez de las botas es un indicador de que están más preparadas para andar en terrenos nevados o helados, ya que ofrecen una mayor seguridad y agarre. Claro que puedes hacer una aproximación por terreno no nevado, o incluso hacer alguna travesía, pero notarás que caminar fatiga más y la sensación es de ir encasillado como un robot. Estas botas de montaña, al ser tan rígidas y planas, están diseñadas para estar siempre acopladas a los crampones y poder transmitir perfectamente la fuerza que necesitemos hacia las puntas, tanto si caminamos como si escalamos.

Son fácilmente identificables porque son más cálidas, pero sobre todo, porque la suela es casi plana y con tacos marcados y separados. Además tienen un acople delantero y trasero, lo que permite colocar crampones automáticos y asegurar una estabilidad óptima.

Un ejemplo de estas tipo de botas son Nepal Cube de La Sportiva

Botas rígidas

Encuentra tus botas de alpinismo y montaña

Como ya hemos visto, la rigidez de las botas es lo que nos marcará el uso cuando nos movamos por montaña invernal. Pero hay más características que marcan el uso recomendable y otorgan las mejores prestaciones para nuestras actividades, como son la termicidad, la integración de polaina, el tipo de membrana, el sistema de cierre o el compuesto de la suela media. Pero para que no te pierdas y puedas encontrar el calzado de montaña correcto para cada actividad, te las dividimos en los siguientes 4 grupos:

ArtBotasAlpinismo3

Botas para raquetas y montañismo

Para este tipo de actividad, que pese a no ser tán técnica nos lleva a estar bastantes horas en el terreno, necesitamos unas botas que nos permitan caminar cómodamente cuando no hay nieve mientras nos protegen del frío y el agua. A su vez, este calzado deportivo nos da estabilidad cuando usemos las raquetas, nos movamos por tarteras o tengamos que usar los crampones de forma puntual. El tipo de botas de montaña adecuado para esta modalidad son las de caña alta, flexibles o semirrígidas, con características como la membrana impermeable, transpirable y con puntera reforzada.

Un ejemplo de este tipo son las botas de mujer Trango Tech Leather.

Botas para raquetas y montanismo

Consejo extra: Si eres friolero, busca uppers con pocas costuras o construcción de una sola pieza, y si son de piel o con polaina incorporada añadeles un extra de termicidad.

Botas de alpinismo

Esta modalidad de deporte de montaña es de los más amplios: abarca desde subir al Aneto en verano como escalar el Mont Blanc en invierno, por eso debemos analizar qué tipo de actividad realizamos más a menudo para acertar en la elección.

Por ejemplo, si somos apasionados de hacer ascensiones clásicas a tresmiles del Pirineo, hacer algunas crestas y aprovechar el verano haciendo alguna escapada por Dolomitas o los Alpes, unas botas de caña alta semirrígidas, con membrana impermeable y transpirable, con compatibilidad para crampones semiautomáticos como las Trango Tower de La Sportiva son ideales .

Bota-de-alpinismo4

Por otro lado, si lo que nos llena son las ascensiones invernales en los Pirineos ,o viajamos a otras cordilleras de más altitud y frío en otras temporada, nos inclinaremos por unas botas rígidas, con membrana o no (normalmente a gran altitud ya no suelen verse), con compatibilidad para crampones automáticos y a ser posible con polaina incorporada.

Si buscas un extra de comodidad y prestaciones, los sistemas de cierre tipo BOA, como el de las La Sportiva G2, permiten regular el volumen de la bota sin tener que sacar la mano de los guantes y de una manera rápida y milimétrica.

Botas de alpinismo 3

Botas de escalada en hielo y alpinismo extremo

En deportes de riesgo, como la escalada en hielo o el alpinismo extremo, hemos de tener siempre presente la seguridad, ya que toda precaución es poca. Por eso serán necesarios los mejores materiales, como contar con botas de montaña específicas para estas modalidades.

En este tipo de calzado el peso y la precisión están por encima del resto de prestaciones, para realizar cualquier ascensión o ruta exitosamente, aunque con muchas de las botas de alpinismo podrás realizar esta actividad de forma airosa.

También hay toda una gama diseñada para los que buscan la máxima dificultad en el hielo y el mixto. Estas botas buscan la cuadratura del círculo, logrando el equilibrio perfecto entre peso, termicidad, ajuste y transmisión de la fuerza cuando estás apoyado en solo 3mm. de hielo.

Este tipo de botas heredan las formas de las botas semirrígidas pero con las suelas completamente planas y rígidas. Son compatibles con crampones automáticos, lo que hará que este se acople a la perfección al pie.

Un ejemplo de ello son las Trango Ice Cube si buscas mucha sensibilidad para cascadas cortas

Botas-de-escalada-en-hielo-y-alpinismo-extremo

O las La Sportiva G5 para unas botas de alpinismo donde necesitamos termicidad y sensibilidad en las duras caras nortes.

ArtBotasAlpinismo1-g5

Botas de dry tooling y competición

Aunque pocos las usan, tenemos que hablar de ellas porque esta modalidad y veremos más debido al auge de la competición de escalada en hielo y el dry tooling.

Estas botas son híbrido entre pies de gato y botas de alpinismo y buscan el mínimo de peso y el máximo de precisión y pegadas, por eso solo tienen crampones delanteros y van atornillados a suelas de placa de carbono, muy parecidas a las de las zapatillas de ciclismo.

Alvaro Lafuente durante el Campeonato del Mundo Saas-Fee 2022
Álvaro Lafuente durante el Campeonato del Mundo Saas-Fee 2022

Ya has visto que las botas son el elemento más importante para nuestras actividades de montaña, sobre todo cuando debemos progear sobre nieve y hielo. Por ello además de estos consejos sobre cada uno de los tipos también es importante evaluar que tipo de actividades solemos hacer, ser conscientes de nuestras capacidades físicas y con ello comenzar a buscar nuestra bota ideal, porque por fortuna, ahora mismo seguro que en el mercado hay una bota que se adapta a tus necesidades.

Y recuerda, cómo bien dice el dicho popular “ el alpinista, como cualquier persona, comienza a vestirse por los pies”

Consejo de Citro consejo_alvaro_botas_alpinismo ArtBotasAlpinismo1

Compártelo

También te pueden interesar