Vestimenta para Practicar Deporte en Invierno | Mount Legend

05/01/2021 - 1 min

¿Cómo vestirse en invierno para hacer deporte?

En este artículo vamos a explicar algunas recomendaciones sobre la vestimenta para optimizar tu actividad en el ámbito invernal, rendir más y poder realizarla de manera segura, así como intentar resolver dudas que puedan surgir a la hora de hacer la mochila. Nos centraremos fundamentalmente, en el alpinismo y la escalada en hielo.

Acertar con la ropa a veces puede ser difícil y más en un ámbito tan cambiante como es la montaña invernal. En una única jornada podemos atravesar la fría noche, una fuerte ventisca o un sol de justicia. Los cambios de temperatura, el sudor y el enfriamiento al detenernos serán nuestros peores enemigos.

Primera capa: Térmica

Usar una buena capa térmica puede marcar la diferencia. Es recomendable que la primera capa sea de calidad, que nos permita expulsar el sudor de nuestra piel para reducir el enfriamiento cuando nos paramos. Por lo tanto, es importante elegir bien esta capa según la temperatura prevista para ese día, pudiendo elegir una más fina o más gruesa. Así que siempre deberíamos tener dos tipos de prenda térmica en nuestro armario.

Consejo: Es muy importante no sudar durante las caminatas. Es preferible pasar frío a calor y esto es aplicable a cualquier situación. Cuando interrumpimos la actividad, es importante abrigarnos rápidamente para reducir la pérdida de frío, pero sin cerrar la chaqueta del todo para que se pueda expulsar algo de humedad.

Algunos ejemplos:

  • Si las temperaturas no son excesivamente frías, una camiseta térmica fina será suficiente, aunque según mi experiencia, es preferible llevar una térmica extra en la mochila para cambiarnos debajo de la cascada de hielo o para cuando la necesitemos, intentando quitarnos el sudor con las partes secas.
  • En días muy fríos esto no es nada recomendable, ya que la pérdida de temperatura corporal será muy rápida y puede ser contraproducente, así pues, haremos la actividad con una capa más gruesa.
  • Otra opción es, aproximar con una térmica y ponernos otra encima al llegar a la cascada, pero recordar sudar lo menos posible.
Alvaro LafuenteBlog

Otras capas de ropa

Con la segunda capa es más complicado acertar, ya que existen múltiples opciones en el mercado con diferentes prestaciones. Por supuesto en la mochila no podrá faltar una capa de pluma o fibra externa y un gore-tex si la actividad lo requiere (escalada en hielo, corredores, descensos de esquí…) o las condiciones climáticas lo hacen necesario.

Pantalones

Para esta prenda, también disponemos de varias posibilidades según la actividad que vayamos a realizar.

Para la escalada en hielo y corredores: Se recomienda el uso de un pantalón con refuerzos interiores tipo cordura, que evitará el desgaste en esta parte del pantalón que es la que antes se suele romper.

Una buena combinación es llevar un pantalón de gore-tex en la mochila con cremalleras completas (desde abajo hasta la cadera, aunque no hace falta que sea entera). Cuando lleguemos a la cascada nos colocaremos encima el gore-tex. Según el frío podemos combinarlo con unas mallas térmicas.

Para días menos fríos, os aconsejo llevar unas mallas térmicas y encima un gore-tex desde el principio, abriendo las cremalleras laterales para que transpire durante la aproximación. El gore-tex es muy recomendable que tenga unos buenos refuerzos de cordura en la parte interna para evitar roturas al engancharnos con los crampones y el desgaste al caminar, además como hemos comentado, debería tener cremalleras largas para que sea más polivalente para realizar las diferentes combinaciones. Hay gente que prefiere no escalar con gore-tex.

  • Para el esquí de montaña, las combinaciones anteriores son igualmente válidas, aunque para esta actividad disponemos de pantalones específicos.

Guantes

Los guantes son una parte importantísima y muchas veces de difícil elección, debido a las múltiples opciones en el mercado. Además, son clave para tener una buena transferencia al piolet y hacer eficiente nuestra escalada.

Para el esquí de montaña se deben llevar dos, unos finos y otros gruesos para el descenso.

Para la escalada en hielo y corredores, a base de experiencia he aprendido que llevar tres pares de guantes es lo más recomendable.

  • Unos finos para las aproximaciones.
  • Otros guantes técnicos para escalar con los piolets. Es muy recomendable que sean unos guantes finos, con o sin gore-tex según el tipo de escalada o nuestras preferencias. Pero siempre los guantes que usemos para escalar no deberán ser muy gruesos, ya que eso nos hace perder sensibilidad y además tendremos que hacer más fuerza para agarrarnos al piolet, ya que las manos se querrán escapar del guante debido al acolchado.

En cuanto al gore-tex, por lo general las manos van a terminar igualmente húmedas, ya sea por el sudor o por el agua de la cascada o de la nieve. Es muy difícil recomendar en este sentido y deberemos probar diferentes opciones para decidirnos.

  • Lleva unos guantes extra por si los primeros se mojan, y para ponernos antes de rapelar y asegurar. Llevar este segundo par, aumentará la vida útil de los guantes buenos, ya que el rozamiento con las cuerdas los desgasta muchísimo. Así pues, siempre en las reuniones haremos el cambio de guantes.

Un solo rapel desgasta tanto como escalar una cascada de 200 metros. Cuida tus guantes buenos, ganarás en confort y en tu bolsillo. Por lo general, al realizar el cambio es recomendable dejarlos en el interior de la chaqueta para mantenerlos calientes. Si las temperaturas son templadas, lo mejor es colgarlos del arnés ya que favorecerá la evaporación de la humedad.

Gorros

En cuanto al tema de los gorros parece una estupidez, tal vez lo sea, pero por la cabeza es por donde mas calor se pierde del cuerpo. Si nos gusta tener nuestra cabecita caliente pero no sudar en exceso, es recomendable llevar una cinta de pelo/sudor (de running) que cubra orejas para las aproximaciones y favorecer la transpiración y la pérdida de calor por la parte abierta, ya que si llevamos un gorro sudaremos mucho mas. La cinta también será cómoda para llevarla bajo el casco, es algo barato y muy práctico para todo tipo de actividades.

Pies

No vamos a comentar nada acerca de las botas ya que es algo muy complejo para explicar en este artículo.

Los calcetines son una parte importante. Gastarse dinero en unos buenos calcetines reducirá las rozaduras y ampollas, y lo más importante, harán que el pie sude menos. El frío y el sudor es nuestro peor enemigo en los pies y puede fastidiarnos un día entero de actividad. Caminando se genera mucho sudor, y más en las botas que se suelen llevar. Se aúnan la nieve con la humedad, así que es habitual que terminemos con los pies húmedos o mojados. Es mejor llevar unos calcetines ligeramente finos para evitar que lleguen a sudar demasiado.

Así pues, optimiza el peso y busca prendas de calidad, sobre todo en la primera capa. Hay prendas que son difíciles de elegir y a base de prueba error se obtendrá la mejor combinación para cada uno.

¡Salud y al monte!

Compártelo

También te pueden interesar