Envío gratuito en pedidos > 40€ para península (España y Portugal) y Baleares Contacto
0

La montaña nevada plantea siempre nuevos retos para los esquiadores con experiencia que disfrutamos del skimo. Tanto si eres más de descensos como de disfrutar de la ruta de ascenso, contar con una piel de foca es fundamental a la hora de practicar esquí de travesía. En Mount Legend te ofrecemos la piel de foca perfecta para que tú sólo te preocupes de disfrutar del camino.

0 resultados.

No se encontraron productos.

Tipos de pieles de foca según el tipo de fijación

Principalmente existen dos tipos de pieles de foca teniendo en cuenta cómo fijarlas al esquí, luego ya depende de ti decidir cuál te compensa más.

Piel de foca con pegamento

Este tipo es el clásico, el que siempre se ha utilizado para esquí de travesía. En ellas, la superficie que entra en contacto con el esquí se encuentra cubierta de pegamento para asegurar una buena adherencia. Aunque es un sistema sencillo, una vez terminado el ascenso son las más complicadas de guardar, dado que es necesario un compartimento exclusivo para ellas con el fin de que no se peguen entre sí.

Pieles de foca autoadhesivas

Tras años de investigación, este tipo de pieles de foca tiene cada vez más adeptos. Gracias a que en ellas no se utiliza ningún tipo de pegamento, su transporte y almacenamiento es mucho más sencillo. La zona que entra en contacto con el esquí suele ser de silicona o acrílico, de manera que se adhiere perfectamente a la superficie del esquí. 

Tipos de pieles de foca según el material de fabricación

El término de piel de foca no viene dado porque sí. Cuando se comenzaron a utilizar, eran pieles de animales q que ayudaban al frenado de los esquís gracias al pelo del animal. En la actualidad son todas sintéticas, aunque han conservado el nombre. Según su material, podrás encontrar tres tipos principales: