Envío gratuito en pedidos > 40€ para península (España y Portugal) y Baleares Contacto
0

Practicar esquí es, para muchos, un placer muy esperado durante el año. Disfrutar al máximo de la nieve y el entorno natural que nos rodea en el momento de salir a la montaña es nuestro objetivo. Para ello, contar con un buen material de esquí es fundamental. Una de las piezas clave a la hora de elegir dicho material son las botas de esquí. Descubre las que te ofrecemos en Mount Legend y elige la tuya conforme a tus características.

2 resultados.

Cómo elegir las botas de esquí adecuadas

A la hora de escoger qué botas son más adecuadas para la práctica que vas a realizar, deberás tener en cuenta varios factores, desde la práctica que llevarás a cabo hasta tus características físicas. A continuación te contamos qué tener en cuenta para que aciertes con las botas de esquí y encuentres las perfectas para ti.

Botas de nieve para mujer y para hombre

Aunque en un primer vistazo no haya diferencias entre botas para hombre y mujer, sí deberás tener en cuenta que la caña de las botas de mujer es ligeramente más baja que la de hombre, para adaptarse perfectamente a la forma del gemelo.

El Flex

El flex o rigidez de la bota es también importante. Se mide en una escala de 60 (las más flexibles) a 150 (las más rígidas que existen). Si eres principiante, deberás elegir una bota mucho más flexible (entre 70 y 90) y, según vayas ganando experiencia podrás optar por botas más rígidas (140 o 150 para competidores profesionales). 

Talla de las botas de esquí

Esta es quizá la parte más delicada, ya que en general los esquiadores escogen botas una o dos tallas mayores que la que deberían utilizar. Es importante que, en cuanto a tamaño, la bota se ajuste perfectamente al pie y no quede holgada. En este sentido, recuerda que se para medir la talla se tiene en cuenta tanto la longitud como la anchura y que ambas deberán adaptarse a la perfección a tu pie. 

¿Qué tipo de esquí practicas?

El tipo de esquí que practicas es importante también a la hora de elegir unas botas de nieve u otras. Para esquí freeride, las botas deberán ser más rígidas que para el alpino, ya que necesitarás que la potencia se transmita a los esquís de manera más directa. Sin embargo, si vas a utilizar pieles de foca para ascender y te interesa más el ascenso que el descenso, deberás elegir botas más flexibles para que te sea más sencilla la travesía.